img1230562s

El Aeropuerto de Teruel cumple su primer año de actividad industrial con 400 operaciones aéreas

img1230562s

Hace exactamente un año, el Aeropuerto de Teruel (Plata) recibió el aterrizaje del primer avión con el que la concesionaria Tarmac Aragón, filial de Airbus, comenzaba su actividad de estacionamiento y mantenimiento de aeronaves. Desde su puesta en operación hace apenas un año han acogido unas 400 operaciones aéreas: 10 con aeronaves de gran tamaño tipo B747 y A320 y 390 operaciones de aviación general y ejecutiva, helicópteros y UAV. 

Además, durante este periodo, 2.900 personas se han acreditado y se han realizado 950 autorizaciones de vehículos para entrar en el sistema de seguridad del Aeropuerto de lado aire, establecido por normativa internacional y en cumplimiento del Programa de Seguridad aprobado por AESA. En el caso del lado tierra, la presencia de personas sido mayor sumando reuniones de trabajo, comités, formación, gestiones y visitas de empresas interesadas en las actividades del Aeropuerto de Teruel.

Hace un año, eran concretamente las 15.10 horas cuando el Boeing 747-400 procedente de Frankfurt (Alemania) aterrizaba en las instalaciones turolenses tras un trayecto de unas dos horas de duración, ubicando la aeronave en la plataforma habilitada junto al hangar, dentro de un programa de estacionamiento de larga estancia.
El director del Aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim, ha resaltado que, desde la citada fecha, “hemos crecido en número de operaciones aéreas en cuanto a aquellas de grandes aeronaves, también en aviación ejecutiva y comercial, prototipos de RPA y UAV, y helicópteros, que han producido una gran demanda. También crece en las posibilidades de desarrollo para investigación y otro tipo de operaciones en el Aeropuerto”, ha especificado.

Este año trascurrido ha supuesto un notable crecimiento de la actividad de la infraestructura turolense, que está diversificando su actividad y apostando por la innovación y desarrollo de prototipos de investigación, así como sus pruebas. Alejando Ibrahim ha asegurado que “es un balance de continuo crecimiento, de afianzamiento de las actividades propias que hace más de dos años se planteó el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Teruel dentro del Consorcio. Se ha consolidado la actividad de Tarmac dentro del Aeropuerto y otras nuevas empresas empiezan a entrar en juego, caso de INAER, Hispánica de Aviación o Booster Space Industries” ha detallado. Al mismo tiempo, ha añadido al respecto que todos estos proyectos son “actividades relacionadas con crecimiento continuo, que está generando empleo y esperanzas dentro de la necesidad actual de seguir incorporando nuevos desarrollos”, ha concluido.

A pesar de que comenzó sus operaciones aéreas en el año 2013, en su cuenta de resultados los ingresos de explotación superan a 14 aeropuertos en España, siendo de igual forma el de menor gasto de explotación de la red actual de aeropuertos. Su gestión adecuada a la demanda del sector aeronáutico, en continuo análisis, y la adaptación a nuevos labores investigadoras explican este hecho.

En definitiva, el Aeropuerto de Teruel, además de su labor industrial, está desarrollando un proceso de diversificación que la está situando como una referencia en el sector, gracias también a su presencia en diversos encuentros mundiales del sector, caso de la reciente Feria Farnborough Internacional Airshow y que le está permitiendo establecer contactos con compañías de todo el mundo. La instalación aeronáutica, por tanto, está acrecentando sus posibles focos de atención, posibilitando actuaciones de nuevo desarrollo tecnológico.

Actualmente, la instalación aragonesa está siendo la sede de uno de los proyectos desarrollados por la compañía Booster Space Industries. Junto con sus socios, está llevando a cabo una serie de vuelos de prueba con algunos modelos/conceptos de aviones nuevos e innovadores desde el Aeropuerto de Teruel. Son pruebas de aeronaves con la finalidad de explorar nuevas tecnologías y arquitecturas que se utilizarán en desarrollos futuros para el espacio cercano hasta unos 100 kilómetros de altitud.

Con una extensión total de 340 hectáreas, esta plataforma aeroportuaria cuenta con unas características únicas en Europa para la especialización en las actividades industriales de estacionamiento, mantenimiento y reciclado de aeronaves, conocido en el argot aeronáutico como actividad MRO. Se trata del mayor centro de dicha tipología en el continente y es un proyecto que supone un importante impulso para el desarrollo de la provincia de Teruel y de la Comunidad Autónoma y que ya dispone de la habilitación como Puesto Fronterizo, lo que le permite realizar aterrizajes y despegues de aeronaves procedentes de países “no Schengen”. Junto a ello, también se han habilitado en el Aeropuerto de Teruel las instalaciones de control de pasaportes y de equipajes del puesto fronterizo para ayudar a agilizar el proceso y obtener en eficacia y eficiencia en sus operaciones.

A lo largo de todo el período se han ido introduciendo mejoras para seguir desarrollando su actividad. Ya han concluido las obras de la primera fase de pavimentación de la campa, que ha supuesto una actuación en más de 83.866 metros cuadrados y que han incluido 12.000 metros cuadrados de hormigonado de la zona destinada a desmantelamiento, además de la ejecución de 10 calles de estacionamiento de hormigón y de las correspondientes calles de asfalto para acceder a las de estacionamiento.

Asimismo, el Consorcio del Aeropuerto de Teruel ha formalizado el contrato de obras para la pavimentación de una plataforma destinada al repostaje de combustible JET A1 y AVGAS de aeronaves. Una intervención que se extenderá por un plazo máximo de cuatro meses y cuyo importe asciende a 280.311 euros (IVA excluido).

El futuro de la infraestructura pasa, como ha reconocido su director, por las “posibilidades de desarrollo en investigación dentro de los trabajos innovadores, prototipos de RPA y AUV, vuelos suborbitales y, a parte, la estructura ya consolidada que tenemos para el mantenimiento, estacionamiento y reciclado de aeronaves. Es un desarrollo innovador muy apreciado por las empresas del sector porque es el ciclo de vida final de las aeronaves y son necesarios cuidar todos estos aspectos para el adecuado desarrollo de la aeronáutica”, ha especificado.

El Aeropuerto de Teruel ofrece un modelo de negocio innovador y completamente diferente al resto de aeropuertos españoles y a la mayor parte de los europeos como plataforma aeroportuaria de características únicas, creada con el objetivo de dar solución a la necesaria reconversión ambiental del sector aeronáutico en Europa, creando una nueva área de actividad orientada a los servicios generales aeronáuticos, especializándose en el estacionamiento de larga estancia, reciclado y mantenimiento de aeronaves, así como en investigación y desarrollo aeronáutico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies