tarmac

Tarmac espera tener estacionados en Teruel 20 aviones a fin de año y duplicar empleos

tarmac

La creación del puesto fronterizo del aeropuerto de Teruel, que permitirá operar con aviones procedentes de cualquier país del mundo, incrementará las oportunidades de negocio de Tarmac, concesionaria del hangar y de 80 hectáreas de campa para estacionamiento, mantenimiento y reciclado de aeronaves. El director de la compañía en Aragón, Claude Zambano, espera tener estacionados en las instalaciones a finales de este año unos 20 aviones, lo que permitirá duplicar la plantilla al pasar de los diez empleados actuales a más de una veintena.

El aeropuerto recibió ayer la visita de la presidenta del Gobierno autonómico, Luisa Fernanda de Rudi (PP), y del presidente de las Cortes de Aragón, José Ángel Biel (PAR), apenas una semana después de que el Gobierno central habilitara las instalaciones como frontera exterior del espacio Schengen, un paso que supone la plena internacionalización de esta infraestructura y que, según la titular del Ejecutivo, ha puesto a Teruel “en el mapa aeronáutico del mundo”.

India, Emiratos o Arabia Saudí

El director de Tarmac Aragón comentó que la empresa, filial de Airbus, Safran, Snecma, SITA y Equip”aero negocia la llegada de aeronaves de India, Emiratos Árabes o Arabia Saudí entre este mes y el próximo. La internacionalización del aeropuerto “es muy importante para nosotros, podremos tener muchos más aviones aquí”, apuntó Zambano, quien recordó que en 2013 se perdió la oportunidad de estacionar en Teruel once aviones procedentes de Singapur porque el aeródromo solo estaba autorizado para vuelos del espacio Schengen.

La internacionalización permitirá también el despegue, el próximo mes de marzo, de un avión Airbus de Air France que está estacionado en el aeródromo y que ha sido vendido a un cliente en América. Previamente a la entrega, Tarmac deberá realizar trabajos de depreservación y sustitución de dos motores.

El incremento de actividad permitirá contratar a turolenses, ya que, además del personal con experiencia en la industria aeronáutica que emplea hasta ahora la compañía, podrán incorporarse a su plantilla trabajadores con formación en mecánica general.

Zambano se mostró convencido de que la empresa cumplirá con creces el objetivo de crear cien empleos directos en su quinto año de funcionamiento. “Este año esperamos tener más de veinte personas y en cinco años más de cien, seguro, porque el mercado es muy favorable. La experiencia desde agosto -cuando Tarmac recibió los primeros aviones en Teruel- es muy positiva y nuestros clientes están muy contentos por el trabajo que realizamos aquí”, aseguró.

La compañía espera iniciar este año con un primer avión la actividad de reciclado, la más intensiva en empleo, ya que el grupo tiene negociaciones con un país árabe para el desmantelamiento de nueve aeronaves en sus plantas de Tarbes o Teruel. No obstante, admitió que implantar esta línea de trabajo en Teruel es un proceso “complicado”, ya que es necesario obtener todos los permisos y contratar al personal.

Por su parte, Rudi recordó que la construcción del aeropuerto la inició el anterior Gobierno PSOE-PAR y que, cuando en julio de 2011 tomó posesión el Ejecutivo formado por populares y aragonesistas, se acababa de adjudicar la concesión a Tarmac pero “quedaban muchos flecos por cerrar”. En los meses posteriores y “con buena voluntad de todos”, no solo se pudieron resolver esas cuestiones pendientes sino que ha sido posible “avanzar”, al conseguir el inicio de operaciones y, después, la autorización internacional.

“Este aeropuerto tenía potencial para que pudieran estacionarse y realizar labores de mantenimiento aviones que venían del espacio Schengen, pero su competitividad estaba en conseguir del Gobierno de España la autorización de aeropuerto internacional no Schengen porque la competencia de estos aeropuertos no está en Europa sino en América, sobre todo en Estados Unidos”, comentó.

Tras un año de trabajo, hace unos días se consiguió la creación del puesto fronterizo, un paso que ha puesto el aeropuerto de Teruel “en el mapa aeronáutico del mundo”, según Rudi.

La presidenta añadió que la internacionalización, unida a las buenas condiciones climáticas, con 260 días de sol al año, y de espacio que posee el aeropuerto de Teruel, permitirán “ver, en un horizonte de tiempo no muy largo, estas campas llenas de aeronaves que tendrán oportunidad de estacionar aquí a unos costos mucho más reducidos que los de otros aeropuertos del mundo que hoy están muy saturados”.

Orgullo

Por su parte, Biel comentó que poder estar en el aeropuerto internacional de Teruel es para él “muy emocionante”. Según recordó, la creación del puesto fronterizo “se debatió y se consiguió en la Comisión Bilateral de Cooperación Aragón-Estado”, que él copreside Además, recordó que la construcción del aeropuerto se financió con el Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) y “es la prueba del nueve que demuestra que en Aragón hay que moler gordo, porque de ese modo se hacen grandes proyectos y grandes actuaciones”.

Biel confía en que el aeródromo “desarrolle en el futuro muchos empleos” y que todos los que han contribuido al proyecto puedan sentirse “orgullosos de infraestructuras como esta y del futuro que tiene esta provincia”.

En la visita al aeropuerto participaron también el consejero de Obras Públicas, Rafael Fernández de Alarcón, la presidenta de la Diputación de Teruel, Carmen Pobo, el alcalde de la capital, Manuel Blasco, y otros representantes institucionales.

Inversiones

La primera fase de pavimentación de la campa de estacionamiento de aviones y la plataforma de desmantelamiento del aeropuerto de Teruel, en las que se invierten 2,8 millones de euros, estará terminada “en unos días”, según anunció ayer el director de la plataforma aeroportuaria, Alejandro Ibrahim. El plazo de ejecución de la obra concluirá el 12 de marzo, pero la pavimentación con hormigón ya está concluida y las calles asfaltadas están solo pendientes de la extensión de la última capa de rodadura.

A lo largo de este mes, además, se licitará por 1,4 millones la segunda fase de la obra, que permitirá incrementar la capacidad de estacionamiento del aeródromo hasta las 225 aeronaves, en función de su tamaño.

Esta actuación, que permitirá adaptar la campa a la normativa medioambiental, ha sido financiada con el Fondo de Inversiones de Teruel (Fite), pero será reembolsada por Tarmac, concesionaria de las instalaciones, a lo largo de los 25 años de vigencia del contrato de explotación.

Estas no son las únicas inversiones en marcha, ya que también está previsto abordar en los próximos meses la pavimentación de la zona de abastecimiento de combustible para los aviones, recordó Ibrahim.

De cara al futuro, el Consorcio del Aeródromo-Aeropuerto, formado por el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Teruel dispone de una “hoja de ruta” con otras actuaciones orientadas al desarrollo progresivo del aeropuerto y que se irán planteando en función de su evolución y de las necesidades que genere su actividad.

Entre ellas figura la adecuación de las instalaciones para operaciones nocturnas, que requiere una inversión de 1,2 millones de euros. “Los vuelos nocturnos son otra de las posibilidades de crecimiento del aeropuerto y estamos viendo la posibilidad de hacerlo cuando sea necesario”, comentó el director del aeropuerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies