Iberia A340 6003 450x300

LAS PREVISIONES DE LAS COMPAÑIAS AEREAS PARA LOS PRÓXIMOS AÑOS

Iberia A340 6003 450x300

Alex Cruz, presidente de British Airways junto a dos de sus directivos fue el encargado de abrir fuego en día del capital. Habló de las nuevas salas VIP en varios aeropuertos; el que en enero British Airways comenzará a cobrar por comida y bebida en los vuelos de corto radio, con sándwiches creados por Marks and Spencers, con la posibilidad de pedir menús Premium por adelantado al vuelo; y anunció una nueva cabina de primera clase en los Boeing 787-9, al tiempo que esta clase se suprimirá en parte de la flota de largo radio. También señaló que ofrecerán clase business en los vuelos dentro de Reino Unido y que se están estudiando una serie de mejoras en este servicio.

En el aeropuerto de Londres Gatwick, los 25 Boeing 777 allí basados se reconfigurarán, pasándose de 280 a 332 plazas: la business pasará de 40 a 32 asientos, la turista premiun de 24 a 48 plazas, y la turista de 216 a 252. Turista pasará además de filas de nueve asientos (tres grupos de tres) a filas de 10 (3-4-3). Según Cruz y su equipo, esta densificación de estos B-777-200ER supondrá que tendrán un menor coste por asiento que los Boeing 787 de Norwegian.

Por lo que a la flota de corto radio se refiere, hasta el año 2021 British pasará de una flota de 44 a 26  Airbus A319; los A320 con base en Heathrow pasará a lo largo del invierno de 2017 de 169 a 180 asientes; y los A321, para el verano de 2018, de 205 a 218 plazas.

Asientos de primera clase en los Boeing 787-9 de British Airways.

Al hablar de las fortalezas del aeropuerto de Londres Heathrow, señalaron que por este pasa el 27 por ciento del tráfico aéreo, medido en asientos, sobre el Atlántico Norte, frente a un 12 por ciento de París, u 8 por ciento de Amsterdam, un 11 por ciento de Frankfurt o el 4 por ciento de Madrid. También que sólo el 41 por ciento de los billetes hacia y desde Estados Unidos se venden en libras esterlinas. Para el verano de 2017 anunciaron siete rutas sólo de verano desde Heathrow a Brindisi, Montpelier, Murcia, Nantes, Pula, Tallin y Zakynthos.

Entre los cambios en el servicio en los aeropuertos británicos destacaron que los quioscos de facturación permitirán también hacer cambios de vuelos en caso de problemasmejor servicio a menor coste”; se instalarán en el aeropuerto de Londres Gatwick 72 posiciones automáticas de entrega de equipajes y y comprobación de documentación en facturación. También se harán pruebas con puertas automáticas de embarque y de conexión.

En la plataforma, anunciaron que ya habían completado ensayos con equipos de retroceso (push back) por control remoto.

Vueling vino a “culpar” de su debacle veraniega a las 14 huelgas de controladores franceses, y que el 35 por ciento de los vuelos en Europa tuvieron restricciones, mientras que en 2015 sólo fueron el 12 por ciento de ellos. Para resolver los problemas, añadieron aviones, tripulaciones y personal de tierra, incluidos más supervisores y recursos para la resolver incidencias. También modificaron la programación para reducir los problemas operacionales.

Según Vueling, la puntualidad pasó del 66 por ciento, con un retraso medio de 13 minutos por vuelo por regulaciones de control aéreo en julio al 86 por ciento en octubre, con un 20 por ciento de los vuelos retrasados una media de 10 minutos por control aéreo.

Vueling seguirá añadiendo Airbus A321 perp tendrá mayor flexibilidad para ajustar el tamaño de su flota.

Los objetivos hasta el año 2020 son reforzar la estructura de la compañía hasta que se a la adecuada para el tamaño de la empresa; simplificar las complejidades resultantes de las oportunidades de crecimiento pasadas, y optimizarla para “recuperar el derecho a crecer de nuevo”.

Otros objetivos son mantener una disciplina de costes como aerolínea de bajos costes; ser puntuales y regulares; cubrir enteramente sus mercados nacionales, con la ambición de liderar el mercado España-Europa. También quieren replicar en Roma y París el modelo de Barcelona.

Hasta 2020 se prevé aumentar la flota un 14 por ciento, pero manteniendo una flexibilidad que permitiría reducirla en hasta un 16 por ciento. Se añadirán cinco A321 más, y en 2018 comenzarán a llegar los Airbus A320neo.

Además se quiere incrementar el uso diario de los aviones un 13 por ciento mediante una mayor programación en invierno, principalmente en rutas nacionales españolas que contarán con varias frecuencias diarias. Esto es parte de la previsión de reducir la estacionalidad de los vuelos, así como las diferencias de frecuencias según el día de la semana. Con esto se espera tener unas operaciones más estables y simples.

Aer Lingus ha basado su presentación en anunciar igualmente diversas medidas para reducir sus costes y tratar de aumentar sus ingresos.

Iberia, comenzó su presentación recordando lo que se ha logrado en los últimos años en términos económicos y operacionales; y lo que se quiere hacer en el futuro, reduciendo aún más los costes y aumentando los ingresos. Hasta 2020 se espera reducir en un 33 por ciento el coste por empleado y asiento kilómetro ofertado,

Sin embargo, el nuevo plan de Iberia indica que hasta el año 2020 sólo se crecerá un 0,8 por ciento en términos de asientos kilómetro ofertados respecto a 2008, en lugar del 2,1 por ciento que se había previsto en julio de 2015. Esto es consecuencia de la sobrecapacidad existente en el mercado y las condiciones macroeconómicas en América Latina. Doce de los A320 serán densificados de 171 a 180 plazas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies