índice

La compañía vasca DMP logra un acuerdo de 5 millones con la francesa Price Induction para fabricar motores aeonáuticos

índice

 

La compañía vasca DMP fabricará como socio a riesgo reductores para motores aeronáuticos tras alcanzar un acuerdo con la francesa Price Induction por valor de cinco millones de euros. En concreto, el acuerdo contempla la entrega del reductor completo de la nueva gama de turbofan DGEN que motorizará los Personal Light Jets (PLJ), aparatos de dos a cinco plazas que se encuentran con una demanda mundial al alza.

El contrato, suscrito en la reciente edición de la Feria Paris Air Show, Le Bourget 2013, supondrá un importe en torno a los cinco millones de euros para DMP por el desarrollo de un mínimo de 150 reductores anuales durante cinco años, aunque la participación de DMP en la gama de motores de Price Induction se extenderá también a otras partes rotativas.

Para DMP, el proyecto supone un “salto cualitativo”, al pasar de una actividad como especialista de componentes críticos a proveedor de sistemas completos y módulos de motor para este segmento de la aviación, en la que no estaba presente hasta ahora.

Así, el acuerdo le convierte en un “proveedor a riesgo del proyecto” y contempla la fabricación de los reductores para toda la gama de motores que oferta la empresa gala, así como de la implantación de bancos de ensayos.

La gama DGEN de Price Induction consiste en una familia de turbofan de doble flujo denominados DGEN 380 y DGEN 390, para motorizar aviones corporativos y de negocios de dos a cinco plazas en configuración birreactor, con un peso máximo de 1.400 kg a 2.150 kg.

Estos turborreactores están optimizados para un dominio de vuelo de 15.000 a 20.000 pies y velocidades máximas del orden de 250 a 280 kilómetros (Mach 0,35). Price Induction ofrecerá el paquete de dos motores, sus accesorios y el control digital del motor (FADEC por sus siglas en inglés) a los constructores por debajo del millón de euros, tras la certificación definitiva.

Los Personal Light Jet (PLJ) ocupan una posición por debajo de los Very Light Jets (VLJ) en cuanto a tamaño y capacidades y su utilización se enmarca en el uso personal, aviones corporativos o de servicios de air-taxi o bien en tareas de formación y líneas no cubiertas por aerolíneas.

“AVIONES PERSONALES”

La aparición de estos motores hace posible el desarrollo de un nuevo concepto de “aviones personales”, al sustituir los pistones tradicionales por equipos turbofan, que resultan más rápidos, además de poder ser operados por pilotos privados, contar con un rango de acción mayor y un coste asequible.

Por otra parte, para la puesta a punto y certificación del motor, Price Induction ha desarrollado bancos de ensayo virtuales de simulación que permiten probar el motor DGEN y que ya están siendo empleados como herramienta de formación en universidades técnicas y centros de investigación y de mantenimiento aeronáutico.

Las soluciones WESTT, por su denominación técnica, se han implantado en grandes escuelas francesas, en el Georgia Institute of Technology (EE.UU.), el EWM Aviation Ground School of Sao Paulo, el Institut Sino-Européen d’Aéronautique de China o la Universidad Tecnológica de Rzeszow, en Polonia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 3 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies