Historia

Es en el año 1968 cuando se gesta la creación de ASETMA. Un reducido grupo de profesionales, llamados entonces especialistas o mecánicos, participan de la necesidad de dotarse de voz propia y lograr el reconocimiento de la singular identidad de los que trabajaban en el mantenimiento de aviones, si bien, es el 22 de Julio de 1972 cuando se publica la Orden aprobatorias de sus primeros estatutos, firmada por el Ministro Enrique García Ramal y el 26 de Septiembre de 1972 cuando ASETMA nace oficialmente, con la publicación de los mismos, en el Boletín de la Organización Sindical nº 1.186.

Hay que señalar que desde la gestación de ASETMA, aquellos principios fundacionales nunca han sido traicionados. Fueran quienes fueran los responsables de dirigir la Asociación en cada momento, siempre se han respetado los objetivos de profesionalidad, la responsabilidad en los planteamientos y la exigencia decidida de planes de formación.

Ha sido el respeto escrupuloso de este compromiso, lo que ha hecho posible que a lo largo de su historia ASETMA haya conseguido hitos que han hecho del Técnico de Mantenimiento de Aeronaves lo que es hoy en día. No podemos olvidar que es en el año 1.980 cuando se consigue tras desconvocatoria de una huelga, el compromiso por parte de Aviación Civil de presentar el Real Decreto para el reconocimiento de la profesión de Técnicos de Mantenimiento de Aeronaves; desgraciadamente este compromiso no fue cumplido en su momento. Es la perseverancia la que consigue este objetivo mucho tiempo después y es el 22 de Marzo de 2002 cuando ve la luz el citado Real Decreto con número 284/2002.

Asimismo, hemos de resaltar que en un acto conmemorativo, el día de Ntra. Sra. de Loreto del año 1981, son dos miembros de ASETMA los que obtienen las dos primeras licencias de Técnico de Mantenimiento de Aeronaves emitidas en España.

Ya en el año 1985 se conseguía materializar una larga e insistente reivindicación. En el mes de septiembre comienzan a impartirse las primeras clases de Formación Profesional de Técnico de Mantenimiento de Aeronaves en el Instituto de Formación Profesional de Barajas. Llegar a la publicación por el Boletín Oficial del Estado de Plan de formación constituyo un enorme esfuerzo, en el que hubo de vencerse la incomprensión del Ministerio de Educación y Ciencia en interminables reuniones, elaborar y discutir los programas hasta su aprobación, e incluso buscar un centro adecuado donde impartir la enseñanza. Desde entonces, ser Técnico de Mantenimiento de Aeronaves será el fruto de una preparación adecuada dentro del sistema educativo y no un oficio que se adquiere por la mera práctica. Un sueño hecho realidad.

A lo largo de su historia ASETMA siempre ha estado en el ojo del huracán, y no deja de ser sorprendente que su imagen de organización conflictiva no se corresponde con sus planteamientos enfocados al mejor servicio a los trabajadores y a la sociedad, desde el dialogo y el compromiso. Fueron intereses ajenos, los que intentaron abortar la trayectoria de ASETMA, poblando de obstáculos su camino.

La unidad de sus afiliados permitirá superar momentos realmente difíciles a lo largo de estos años, y en los que hemos de agradecer sinceramente el apoyo recibido por otras organizaciones como SEPLA, SEOTV y SEMAF. Afortunadamente hoy el futuro se abre ante una organización consolidada, que ha sabido ganarse un lugar de importancia en el sindicalismo del transporte Aéreo. Siempre con la mano tendida, ASETMA en estos momentos es el Sindicato con mayor representatividad y afiliación del colectivo de Técnicos de Mantenimiento Aeronáutico, con presencia en todas las Compañías del Sector que operan en España, consiguiendo a través de sus Secciones Sindicales acuerdos satisfactorios tanto para trabajadores como para sus empresas. Asimismo participamos activamente en el desarrollo de las normativas JAR y aquellas emanadas de EASA que nos afectan, a través de la Asociación Internacional de Técnicos de Mantenimiento (A.E.I.) de la cual formamos parte.

Nuevos retos nos esperan: Acuerdos Laborales y Convenios, nuevas normativas europeas, proyectos de formación, rebaja en la edad de jubilación a los trabajadores sometidos a turnos y trabajadores nocturnos, etc., etc., en definitiva, continuar con el trabajo iniciado por un grupo de mecánicos en la lejana primavera de 1968.

Convenios con: