ik4

IK4 lidera un proyecto europeo de mantenimiento predictivo para aviones

ik4

El centro de investigación vasco IK4-Tekniker lidera un proyecto europeo que pretende desarrollar un sistema de mantenimiento predictivo para aviones, destinado a la multinacional alemana Liebherr-Aerospace Lindenberg GmbH, especializada en sistemas integrados en la industria aeronáutica.

Según explica IK4-Tekniker en una nota, este proyecto se enmarca en la creciente tendencia por parte de la industria aeronáutica a fabricar aviones cada vez más ligeros, reducir el consumo de combustible y disminuir los costes de mantenimiento, que ha dado lugar a un nuevo concepto denominado “aviones más eléctricos”.

Este tipo de naves tienden a “reemplazar los sistemas hidráulicos y neumáticos utilizados tradicionalmente por novedosas soluciones eléctricas”, que precisan de “nuevos métodos de mantenimiento” que aumenten “la fiabilidad de los componentes que integran el avión y mejorar su seguridad”.

De esta manera, el proyecto en el que trabaja ahora el centro de investigación vasco pretende “monitorizar los componentes aeronáuticos” de los aviones y “extender su ciclo de vida”, en concreto “los actuadores que controlan las alas”.

El sistema que se desarrolle “buscará nuevas alternativas para poder predecir los fallos de engranajes en uso e investigará para dar con las mejores alternativas de fluidos, lubricantes y juntas”, además de “identificar y anticiparse a las anomalías que puedan darse en la actividad de un avión”.

El proyecto, que arrancó en enero de 2016 y se extenderá hasta diciembre de 2018, cuenta con una financiación de 680.000 euros por parte de la Comisión Europea en el marco del programa de investigación Clean Sky, que impulsa el desarrollo de productos aeronáuticos más sostenibles.

La aerolínea easyJet se ha marcado el ambicioso reto de reducir las emisiones de carbono hasta los 77 gramos en 2020, lo que supondría una reducción de más del 33% en veinte años, según informó la compañía tras conseguir un nuevo hito histórico de reducción de emisiones. Por primera vez en su historia ha logrado descender las emisiones de carbono por debajo de los 80 gramos gracias a las mejoras tecnológicas y de eficiencia en sus operaciones. Desde el año 2000, cuando la aerolínea empezó a informar sobre las emisiones de carbono, easyJet ha reducido en más del 31% las emisiones de carbono (de los 116,2 a los 81,05 gramos por kilómetro de pasajero el año pasado hasta situarse en los 79,98 gramos de hoy). Los equipos de ingenieros y de operaciones de la compañía están investigando de manera constante para encontrar maneras de incrementar la eficiencia de la flota y asegurar que los aviones sean lo más ligeros posible con el fin de reducir el consumo de combustible y las emisiones de carbono. Los pilotos de easyJet ahorran combustible, a la vez que operan el avión de manera segura y efectiva, usando solo uno de los dos motores del avión en el momento de traslado a la pista que dura una media de 20 minutos en cada vuelo, lo que equivale a unos cuatro millones de millas al año. Con el mismo objetivo, usan la energía eléctrica del aeropuerto mientras el avión está en tierra, evitando hacer uso de la fuente de energía auxiliar del avión que consume mucho combustible. Asimismo, en el interior del avión todos los pilotos han sustituido los ordenadores y cartas de navegación por Toughpads Panasonic. Este cambio ha supuesto una reducción de 27 kilogramos de papel en cada avión lo que supone una reducción de más de 2.000 toneladas de emisiones de carbono en los aviones easyJet cada año. Las mejoras en la flota de easyJet de los últimos años han sido también una pieza clave en la reducción de emisiones de carbono. La flota de easyJet está compuesta por 266 aviones A320 equipados con motores CFM56. Los nuevos aviones entregados desde el 2013 cuentan con puntas de ala ‘Sharklet’, un elemento que mejora la aerodinámica del avión y ofrece un ahorro del 4% en las emisiones de CO2. Además, la mejora en la eficiencia de la flota, que ayuda también a la reducción de emisiones de carbono, se debe a una reducción del peso de toda el área del avión. Los asientos Recaro que utiliza easyJet destacan además por proporcionar más espacio para los pasajeros y ser un 26% más ligeros que los asientos que utilizaba la compañía anteriormente. easyJet cuenta además con un programa de mantenimiento que incluye el lavado regular de los compresores del motor del avión para asegurar que operan de la manera más eficiente posible. DESARROLLANDO UN AVIÓN HÍBRIDO. Este junio, la compañía recibirá su primer avión A320neo de nueva generación y un total de 130 unidades se unirán a la flota hasta 2022. Estos aviones están equipados con motores CFM LEAP-1A, lo que los hace un 15% más eficientes en combustible en comparación con otros aviones existentes, además de reducir el ruido en un 50%. La aerolínea también está desarrollando un concepto de avión híbrido que usaría una celda de combustible de hidrógeno guardada en la bodega del avión. Este innovador sistema de emisiones cero permite capturar la energía mientras el avión frena al aterrizar y esta energía se utiliza para cargar las baterías ligeras del sistema cuando el avión está en el suelo La energía recogida puede ser reutilizada por el avión sin necesidad de utilizar sus motores a reacción Fuente: CO2
Por primera vez en su historia ha logrado descender las emisiones de carbono por debajo de los 80 gramos gracias a las mejoras tecnológicas y de eficiencia en sus operaciones. Fuente: CO2

Por primera vez en su historia ha logrado descender las emisiones de carbono por debajo de los 80 gramos gracias a las mejoras tecnológicas y de eficiencia en sus operaciones. Fuente: CO2

Por primera vez en su historia ha logrado descender las emisiones de carbono por debajo de los 80 gramos gracias a las mejoras tecnológicas y de eficiencia en sus operaciones. Fuente: CO2

Por primera vez en su historia ha logrado descender las emisiones de carbono por debajo de los 80 gramos gracias a las mejoras tecnológicas y de eficiencia en sus operaciones. Fuente: CO2

Por primera vez en su historia ha logrado descender las emisiones de carbono por debajo de los 80 gramos gracias a las mejoras tecnológicas y de eficiencia en sus operaciones. Fuente: CO2

Por primera vez en su historia ha logrado descender las emisiones de carbono por debajo de los 80 gramos gracias a las mejoras tecnológicas y de eficiencia en sus operaciones. Fuente: CO2

Por primera vez en su historia ha logrado descender las emisiones de carbono por debajo de los 80 gramos gracias a las mejoras tecnológicas y de eficiencia en sus operaciones Fuente: CO2

Por primera vez en su historia ha logrado descender las emisiones de carbono por debajo de los 80 gramos gracias a las mejoras tecnológicas y de eficiencia en sus operaciones Fuente: CO2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies