2 579

GOL cuenta el secreto de su eficiencia: el mantenimiento

2 579

GOL abrió por primera vez las puertas del secreto mejor guardado que la mantiene competitiva: su Centro de Mantenimiento de Aviones (CMA), ubicado en Confins, al norte de Belo Horizonte (Minas Gerais).

Uno puede pensar que la economía de GOL se logra en el austero servicio de a bordo. Pero no. Según la empresa, la clave está bajo tres hangares de avanzada, homologados por la estadounidense Federal Aviation Administration (FAA), donde la aerolínea de bajo costo, convertida en líder del mercado brasileño, realiza los chequeos A y C a los 137 Boeing 737 700 y 800 que componen su flota. Aunque la crisis verifica un impacto menor en el mercado aéreo brasileño que en otros rubros, en el último año también hubo un golpe duro en el flujo de pasajeros, que llevó a que el conjunto de las aerolíneas devolvieran 60 aviones a bancos y compañías de leasing . De ese lote, GOL reintegró 20.Es decir, con los números ajustados, el mantenimiento, que representa del nueve por ciento al 12 por ciento de los gastos totales de una aerolínea, pasó a ser muy importante para la estrategia de GOL, “donde ese gasto cae a niveles del seis al ocho por ciento”, señaló Alberto Correnti, director del área, a La Voz , medio invitado junto con otros de América latina para recorrer las instalaciones.A ese número debe agregarse la reducción en el costo del aprestamiento de los aviones para su devolución cuando se han cumplido los ciclos de leasing o contratación a terceros. El mantenimiento verifica también otros efectos: incide en la imagen, con aviones bien pintados y cabinas modernizadas.GOL vuela entre Córdoba y Río de Janeiro con siete servicios semanales. En total, la empresa suma 76 frecuencias por semana desde Argentina y Brasil, y prevé 250 chárters para este verano. “De acuerdo con los convenios que tenemos firmados, hemos agotado el cupo de vuelos regulares”, comentó Alberto Fajerman, director ejecutivo de Relaciones Institucionales y Comunicación.Para mantener su estándar de bajo costo, sobre todo frente a la encarnizada competencia con Latam –la fusión entre la brasileña TAM y la chilena LAN–, Gol tiene controlado al máximo el gasto. De hecho, su relación empleados por avión es una de las más eficientes de la región: hay 120 dependientes por aeronave. Combustible, sueldos y mantenimiento constituyen los números gruesos de cualquier aerolínea. El dilema de lo económico Pero un costado donde estas aerolíneas reciben las mayores críticas es en el mantenimiento y la seguridad. Por ello, el CMA, que acaba de cumplir 10 años de operaciones en condiciones de sustentabilidad con el medioambiente, es central para GOL. Allí se atiende la actual flota de Boeing y está preparado para recibir el nuevo 737 Max, ese avión de pasajeros que despega casi en vertical y sobre el cual GOL tiene pedidos 69, el primero en agosto de 2018.En el CMA de Confins trabajan 637 empleados, de los cuales 250 están abocados a tareas técnicas en tres turnos. Se ejecutan unas 800 manutenciones por año, entre ellos el complejo check C , que obliga a una recorrida integral por las aeronaves, con un alto grado de detalle técnico, servicio que les prestará a terceros, como Delta Airlines, de Estados Unidos.Funciona en ese complejo un hangar de pintura donde el proceso de pintado de un avión lleva 12 días (seis para eliminar la capa de pintura vieja y otros seis para la nueva). Hoy, el área está dedicada a repintar las aeronaves con el nuevo logo de la empresa, con 20 aviones terminados. Completar los 137 aviones llevará tres años.También funciona un taller de interiores con procesos como modernización de paneles, reparación de asientos, tapicería, cinturones, rótulos, etiquetas y pulido de los acrílicos de las ventanas. Pulir el acrílico de una ventana demanda cuatro horas de trabajo, mientras que los vidrios delanteros pueden llevar hasta dos días.En el taller de ruedas y frenos, la revisión parcial y general por avión se efectúa cada tres meses o 600 ciclos. Por razones de seguridad, las seis ruedas se sustituyen en un promedio que va de los 180 a los 210 aterrizajes, lo cual implica disponer 850 unidades mensuales entre frenos y neumáticos.Este CMA realiza la parte “dura” del mantenimiento de GOL. En toda la compañía hay 1.400 empleados más en diferentes aeropuertos, entre ellos los de Córdoba, Rosario y Buenos Aires, quienes ejecutan unas 15 mil tareas de mantenimiento mensuales.

Los números de GOL

12 días. Es lo que lleva pintar por completo un Boeing 737 en el CMA de GOL. En tres años, toda la flota quedará renovada.

180 a 210. Es el número de aterrizajes tras los cuales se cambian los seis neumáticos que llevan los aviones de la empresa.

69 Max. Incorporará la empresa, a través de compra directa a leasing. Es el nuevo Boeing 737, que despega de forma casi vertical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies