han

El Consorcio del Aeropuerto de Teruel acuerda licitar la construcción de un nuevo hangar

han

El Consorcio del Aeropuerto de Teruel acordó ayer licitar la construcción de un nuevo hangar que será utilizado  por  empresas dedicadas a aviación ejecutiva o general, entre otros clientes que puedan demandar espacios cubiertos para el almacenamiento o el mantenimiento de aeronaves.

El hangar tendrá 44 x 45 metros y una superficie de 1.980 metros cuadrados, con una altura máxima superior a los 17 metros. Estas dimensiones le darán capacidad para albergar hasta un Boeing 737-900. Su presupuesto asciende a 784.598 euros (IVA excluido) y se pagará con fondos del consorcio y con aportaciones del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) que se solicitarán para el próximo año, según anunció ayer el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, quien presidió la reunión del Consejo Rector del Consorcio del Aeropuerto celebrada ayer en el aeropuerto.

La previsión es que el hangar pueda estar listo para su uso a finales del 2016, una vez culminados los trámites de licitación y de contratación de las obras. que tienen un plazo de ejecución de seis meses a contar a partir de su inicio, previsto para abril o mayo del próximo año.

El consejo, del que forman parte también el alcalde de Teruel, Manuel Blasco (PP), y la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez (PSOE), dio el visto bueno al contrato de suministro de fibra óptica para comunicaciones de voz y datos en el aeropuerto. Permitirá mejorar el servicio, que hasta ahora utiliza el sistema de radioenlace. La inversión en este caso será de 70.000 euros (IVA excluido). La actuación contempla la instalación de 4.500 metros de fibra óptica entre el interior del aeropuerto y el barrio de Caudé, a través de una canalización que ya está preparada.

Nuevas actividades

Soro explicó que el nuevo hangar se ubicará junto al que explota Tarmac en régimen de concesión para sus actividades de estacionamiento, mantenimiento y reciclado de aeronaves. Su construcción “implica que va a ir creciendo el negocio del aeropuerto con nuevas líneas de actividad” que se sumarán a la principal, la que desarrolla la filial de Airbus.

Alejandro Ibrahim, director del aeropuerto, comentó que, además de la escuela de pilotos FTA, cuya base para prácticas de vuelo en Teruel funcionará a partir de mediados de 2016, existen otras empresas interesadas en utilizar el nuevo hangar. “Son empresas a las que les viene muy bien una zona de hangaraje para estacionar aviones o para temas de logística, para grabación de anuncios publicitarios o para mantenimiento de aviación general y ejecutiva o de otro tipo que no esté incluida en la exclusividad que tiene Tarmac sobre aeronaves comerciales”, dijo.

El consorcio establecerá unas tarifas por la utilización del hangar e irá autorizando los servicios que se soliciten.

Sobre la escuela de pilotos, Ibrahim desveló que el pasado anteayer visitó el aeródromo un inspector de Aviación Civil del Reino Unido, quien realizó una evaluación de las instalaciones que “salió bien” y que se inscribe en la tramitación de permisos que ya está realizando FTA.

Además de espacio en el nuevo hangar para el mantenimiento periódico de las dos aeronaves PA-28 que utilizará para las prácticas de vuelo, la compañía británica, con sede en Brighton, alquilará un espacio de unos cien metros cuadrados en el edificio principal del aeropuerto para usos administrativos y base de operaciones.

Blasco, por su parte, aseguró que la instalación de la escuela de pilotos está generando muchas expectativas en Teruel. “Que vaya a venir de forma recurrente gente con alto poder adquisitivo, que es capaz de pagar 60.000 o 70.000 euros para obtener el título de piloto de aerolíneas comerciales, producirá beneficios en la ciudad”, apuntó.

Estructura metálica

El proyecto del hangar, redactado por la empresa de ingeniería Turiving SA, eleva a 949.363 euros el presupuesto de las obras, incluyendo el IVA. Contará con una nave principal con dimensiones interiores de 35 metros de largo por 40 de ancho y una altura de entre 15,5 y 13,5 metros. En su parte posterior dispondrá de una nave adosada de 10 metros de longitud y 11,52 de anchura para albergar la parte frontal del avión.

La estructura será metálica, a base de cerchas y pilares de celosía formada por perfiles tubulares. La cubierta será de tipo sándwich, realizada con dos capas de chapa de acero galvanizado con una manta de fibra de vidrio entre ambas para garantizar el aislamiento acústico y térmico.

Las naves se complementarán con la instalación de puertas de acceso para aeronaves, para personal y para carga y descarga de camiones. En el interior se construirá una caseta como zona de vestuarios y almacén.

El consejero de Vertebración del Territorio señaló que estas nuevas inversiones, junto con la recientemente adjudicada ampliación de la campa de estacionamiento, permitirán “seguir creciendo” al aeropuerto, que va “viento en popa”.

Soro detalló que en estos momentos hay 76 aeronaves estacionadas en unas instalaciones en las que ya han aterrizado un centenar de aviones. Se trata, dijo, de un “balance muy positivo” en un aeródromo que “funciona de maravilla y que tiene una gran proyección de futuro por el crecimiento exponencial que está teniendo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies