img1106542s

El Aeropuerto de Teruel se estrena con el primer aterrizaje de un Boeing 747

 

 

img1106542s

 

El Aeropuerto de Teruel ha iniciado este martes su actividad industrial con el aterrizaje del primer Boeing 747. Otra aeronave del mismo modelo llegará a Teruel este jueves. Así, Tarmac Aragón empieza a desarrollar el estacionamiento y mantenimiento de aviones con la previsión de crear un centenar de empleos directos en cinco años

El Aeropuerto de Teruel ha recibido este martes el aterrizaje del primer avión con el que la empresa concesionaria Tarmac Aragón, comenzará su actividad de estacionamiento y mantenimiento de aeronaves. A las 15.10 horas, el Boeing 747-400 procedente de Frankfurt (Alemania) ha tomado tierra en las instalaciones turolenses tras una ruta de unas dos horas de duración, y ha estacionado en la plataforma habilitada junto al hangar. Allí es donde Tarmac lo mantendrá dentro de un programa de estacionamiento de larga estancia, una de las principales actividades de desarrollo de este aeropuerto promovido por el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Teruel.

“Durante un año, el avión permanecerá aquí para su mantenimiento, que tendrá que permitir que la aeronave despegue en el momento requerido, o sea, que el mantenimiento será constante” ha explicado el presidente de Tarmac, Philipe Fournadet.

Asimismo, el director del Aeropuerto, Alejandro Ibrahim, que ha seguido el vuelo desde la torre de control y lo ha recibido a pie de pista, ha declarado que “la entrada de la nave ha sido correcta después de hacer una pasada sobre la pista para divisar la infraestructura. Estamos muy contentos de que todo haya ido fenomenal”.

Ibrahim ha añadido que, “de momento, disponemos de espacio para hasta cuatro aviones de grandes dimensiones, entre la plataforma y el hangar. Además, en unos meses tendremos pavimentada parte de la campa, que se podrá utilizar en un futuro cercano”.

Este mismo jueves está prevista la llegada de la segunda aeronave, otro Boeing 747-400, el segundo modelo de aviación comercial con mayor envergadura (tras el Airbus A380), que mide 70 metros de longitud y 19 de altura, puede transportar a entre 400 y 500 pasajeros y tiene un peso máximo de despegue de 440.000 kg. Ambos aparatos de carga son propiedad de la compañía holandesa Martinair, que hasta ahora estacionaba sus aeronaves en Estados Unidos.

A este respecto, el director del Aeropuerto ha destacado la idoneidad de la instalación turolense para clientes como esta compañía holandesa, que hasta ahora estacionaba sus aeronaves en Estados Unidos: “La primera ventaja es económica, porque estamos en Europa. Un aparato de este volumen solamente en combustible consume muchísimo en un vuelo. transatlántico. Y, desde luego, estas instalaciones son idóneas para el trabajo en el que estamos centrados, de carácter industrial aeronáutico”, ha subrayado.

Se trata de la primera aeronave de grandes dimensiones con la que Tarmac empezará a operar en el Aeropuerto de Teruel, después de que el Consorcio del Aeropuerto de Teruel haya agilizado en los últimos meses la consecución de autorizaciones aeronáuticas y el equipamiento del hangar y sus oficinas, además de haber comenzado en las últimas semanas las obras de pavimentación de la campa.

Tras obtener la autorización para el tráfico aéreo el pasado 28 de febrero 2013, en el Aeropuerto de Teruel se han desarrollado más de 70 operaciones de aeronaves de aviación ejecutiva, aviación comercial, motoveleros, formación de pilotos o vuelos no tripulados, entre otras.

La concesionaria Tarmac Aragón, que en cinco años creará un centenar de empleos directos, dispone para el inicio de sus actividades de las instalaciones del hangar y la plataforma de mantenimiento, donde ha estacionado este primer avión. En estos momentos se están desarrollando las obras de pavimentación de la campa, que habilitará una superficie para estacionar unas 80 aeronaves en su primera fase, que estará terminada a comienzos de 2014, y de más de 200 aeronaves cuando concluya la segunda fase de pavimentación de la campa, que tendrá una superficie total de 140 hectáreas.

Con una extensión total de 340 hectáreas, esta plataforma aeroportuaria cuenta con unas características únicas en Europa para la especialización en las actividades industriales de estacionamiento, mantenimiento y reciclado de aeronaves, conocido en el argot aeronáutico como actividad MRO. Un proyecto que supondrá un importante impulso para el desarrollo de la provincia de Teruel y de la Comunidad Autónoma.

Muchos turolenses se han acercado hasta las inmediaciones del aeródromo para ser testigos del primer aterrizaje de un Boeing 747 en el Aeropuerto de Teruel. El alcalde de la capital, Manuel Blasco, también ha estado presente y ha valorado este acto.

“A todos nos interesa que cumplan con el compromiso que tienen con el consorcio y que en los cinco años creen los cien puestos de trabajo”, ha comentado. Además, ha añadido que la foto del avión aterrizando es un “excelente” reclamo para que otras empresas del sector vean que el aeropuerto es una realidad.

Finalmente, el diputado socialista Javier Velasco, que fue consejero de Obras Públicas durante el nacimiento del proyecto, tampoco ha querido perderse el aterrizaje. Velasco ha explicado que fue una decisión importante la de la apuesta estratégica por Teruel y este martes ha culminado. “Fue un proyecto muy complicado, una apuesta muy arriesgada, pero ha habido mucha gente que ha tenido fe en el proyecto y hoy es una realidad”, ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies